Ver todas las notas

Una avalancha arrasó con una silla cuádruple en La Hoya

Con temperaturas de -23ºC en el centro de esquí esquelense, el sábado, una avalancha alcanzó la zona del “Cañadón del Andino”. Solo hubo daños materiales. 

 

Las provincias de Neuquén, Río Negro y Chubut están teniendo uno de los inviernos más crudos de los últimos 20 años, con temperaturas extremadamente bajas y grandes cantidades de nieve caídas. Desde el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) aseguraron que “las fuertes nevadas tiñeron de blanco el noroeste de la Patagonia argentina, en donde esta semana se registró una cantidad atípica de precipitaciones en comparación a inviernos anteriores”.

“Lo atípico de este invierno es que tuvo una gran cantidad de nevadas. Desde la década de los noventa tendíamos a tener menor cantidad de nieve, pero este año en particular se dieron las condiciones para que nevara en ciertos sectores de la Patagonia”, detalló el SMN.

Con nevadas persistentes en las provincias de Río Negro, Chubut y Neuquén, el SMN emitió el miércoles pasado un alerta en estas zonas, así como en la cordillera del sur y centro de Mendoza.

En Río Negro, imágenes distribuidas por el Gobierno provincial muestran los caminos completamente cubiertos de nieve, con hasta más de un metro en algunos puntos. Esto, obligó a restringir la circulación en las rutas provinciales y nacionales de la región.

“Nevó un montón, pero, por otro lado, no hay movimiento de gente, entonces esa nieve se acumula y no se compacta nunca. En un año normal, esa nieve estaría aplastada por el mismo tránsito de las personas”, explicó el SMN.

Las nevadas se trasladarán los próximos días a la cordillera y al norte de Chubut, también se esperan nevadas en Tierra del Fuego.

Fuente: EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

nineteen + four =