Ver todas las notas

Gian Franco Kasper: “Esta temporada fue como ninguna otra en la historia”

El presidente de la Federación Internacional de Esquí despidió su última temporada al frente del máximo organismo del esquí.

 

Tras 23 años ininterrumpidos al mando de la FIS, el cuarto presidente de la historia de la federación dejará su cargo en junio. Con 77 años, Gian Franco Kasper se retira y en una carta difundida en el sitio web de la FIS analizó la temporada 2020-21, la más compleja de la historia de la federación.

En la misiva aseguró que los planes evolucionan constantemente y requieren una gran flexibilidad de toda la familia de esquís.

“Al final, pudimos realizar más de 300 competiciones de la Copa del Mundo en todas nuestras disciplinas”, dijo.

 

 

“Naturalmente, tuvimos algunas cancelaciones, pero también vimos la voluntad de todos de trabajar juntos para reprogramar eventos perdidos para ayudar a asegurar calendarios casi completos.

“Me gustaría agradecer a todas y cada una de las personas que trabajaron en todos los niveles en todos nuestros eventos durante la última temporada. Desde nuestros Campeonatos del Mundo hasta los eventos de nivel FIS, fue necesario trabajar juntos como equipo para llegar a la línea de meta de la temporada”.

 

 

Pensando en el futuro, habló de las consecuencias que está dejando la pandemia. “Las implicaciones financieras para muchas partes interesadas tendrán efectos duraderos y debemos seguir uniéndonos como familia para apoyarnos unos a otros”.

“También hay mucha incertidumbre en torno a la industria del deporte y la rama del turismo de invierno. Solo podemos esperar que pronto el mundo pueda comenzar a volver a algún nivel de normalidad para que pueda comenzar el proceso de recuperación”, aseguró.

 

Gian Franco Kasper despidió su última temporada al frente de la FIS (Foto: Francis BOMPARD/AGENCE ZOOM).

 

La carta completa:

Aquí estamos todos al final de un maratón. La temporada 2020-21 fue como ninguna que hayamos experimentado en la historia de la FIS.

¿Fue un desafío? Absolutamente. Pero al final de la temporada, podemos mirar atrás y decir que todavía estamos en pie. Y eso por sí solo es un gran éxito.

Cuando se inauguró la temporada a finales de octubre pasado en Soelden, nadie sabía muy bien qué esperar. Con el mundo cambiando prácticamente a diario, no sabíamos si los principales eventos deportivos podrían organizarse durante los próximos cinco meses. No sabíamos qué restricciones de viajes y eventos se establecerían. Y no sabíamos qué tan rápido o lento se propagaría la pandemia de Covid-19.

Sin embargo, pasamos un verano ocupado planificando lo que no se podía planificar. Trabajando junto con todas nuestras partes interesadas, desarrollamos un concepto de seguridad y un modelo de eventos que se mantuvo durante los cinco meses completos. Naturalmente, al igual que la pandemia, el modelo evolucionaba constantemente y se requería una gran cantidad de flexibilidad por parte de toda la familia de esquís.

Hace un año, cuando la pandemia del Covid-19 obligó a cancelar los últimos eventos de nuestra temporada, comenté que ‘tuvimos suerte en una situación desafortunada’.

Ahora, un año después, puedo decir que volvimos a tener suerte. Pero después del año pasado también puedo decir que la suerte solo jugó un pequeño papel. Teníamos grupos de interés dedicados, disciplinados y decididos. Esto es lo que finalmente nos permitió tener el éxito que tuvimos durante la última temporada.

Al final, pudimos llevar a cabo más de 300 competiciones de la Copa del Mundo en todas nuestras disciplinas. Naturalmente, tuvimos algunas cancelaciones, pero también vimos la voluntad de todos de trabajar juntos para reprogramar eventos perdidos para ayudar a asegurar calendarios casi completos.

Me gustaría agradecer a todas y cada una de las personas que trabajaron en todos los niveles en todos nuestros eventos durante la última temporada. Desde nuestros Campeonatos del Mundo hasta los eventos de nivel FIS, fue necesario trabajar juntos como equipo para llegar a la línea de meta de la temporada.

Por supuesto, habrá consecuencias continuas debido a la pandemia. Las implicaciones financieras para muchas partes interesadas tendrán efectos duraderos y debemos seguir uniéndonos como familia para apoyarnos unos a otros. También existe mucha incertidumbre en torno a la industria del deporte y la rama del turismo de invierno. Solo podemos esperar que pronto el mundo pueda comenzar a volver a algún nivel de normalidad para que pueda comenzar el proceso de recuperación.

Independientemente de lo que traigan los próximos meses, les aseguro que el final de la última temporada marca el inicio de la próxima temporada y la FIS ya ha comenzado a prepararse para la próxima temporada olímpica 2021-2022. Trabajaremos incansablemente de nuevo para asegurarnos de que la FIS esté lista para llevar nuestro deporte al mundo nuevamente el próximo invierno y para que nuestra industria recupere toda su fuerza lo más rápido posible.

Gian Franco Kasper.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.